Estudiando las poblaciones de aves en invierno en la explotación ecológica ganadera de Algendaret

Escrito por Menorca Walking Birds el . Posteado en Notícias

Este invierno, al igual que los cinco anteriores, nuestro guía continua estudiando las poblaciones de aves en la finca ecológica ganadera de Algendaret. Esta finca, situada a las afueras de Maó, es una de las pocas explotaciones ganaderas ecológicas de la isla. Su superficie está cubierta por cultivos extensivos para el ganado, acebuchales (ullastrar) y cultivos de huerta ecológicos, conformando el paisaje agro ganadero en mosaico menorquín.
Este estudio se engloba en la red de Estaciones de Esfuerzo Constante que la Societat Ornitològica de Menorca lleva a cabo en la isla, siguiendo la metodología del anillamiento científico como método de estudio, al igual que el Constant Effort Site (CES) de los ingleses o el Monitoring Avian Productivity (Map) de los estadounidenses, u otros de carácter estatal como el SYLVIA del Grup Català d’Anellament (GCA) o el SACRE de la Sociedad Española de Ornitología.
Uno de los objetivos principales es el de aportar conocimiento sobre la ecología del paisaje menorquín, permitiendo una gestión que no entre en contradicción con su conservación. Las aves, juegan un papel primordial como indicadores biológicos en los ecosistemas terrestres, donde a veces es muy difícil demostrar los efectos adversos de la contaminación, los cambios en los hábitats u otros factores.
Este diciembre han empezado las jornadas de campo que se prolongaran hasta finales del mes de febrero. En la primera jornada realizada el 23 de diciembre, se obtuvo información de diez especies: el petirrojo, el mirlo común, el zorzal común, el mosquitero común, la curruca capirotada, la lavandera blanca, el carbonero común, la curruca cabecinegra, el verderón y el pinzón; detectándose también otras especies en la finca como la tórtola turca, la paloma torcaz, el gorrión común, la abubilla, el cernícalo vulgar, el colirrojo tizón, el ruiseñor bastardo o el jilguero. Muchas de estas especies son aves invernantes en la isla, como es el caso del petirrojo, el zorzal común o la lavandera blanca, otras como la curruca cabecinegra o el carbonero común, son aves sedentarias, presentes durante todo el año en la finca.
En esta jornada destacó la abundancia de zorzales comunes, posiblemente como consecuencia de la gran abundancia de aceitunas en los acebuches de la zona. Por el contrario, llama la atención el bajo número de petirrojos si lo comparamos con los años anteriores, dato ya detectado durante este otoño e inició de invierno en otros puntos de la isla.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario